CONTABILIDAD 12º
CONCILIACIÓN BANCARIA 1
I TRIMESTRE
I. Concepto:
El uso de sistema de chequera para realizar los pagos y efectuar los depósitos relacionados con las
Operaciones de una empresa, es un método muy eficaz para el control interno de las entradas y salidas de
efectivo, disminuyendo así el riesgo de malos manejos o pérdidas de dinero.

Para obtener una chequera, la empresa debe dirigirse al banco de su preferencia y realizar la apertura de
una cuenta corriente, después de cumplir con los requisitos que estas instituciones financieras solicitan para
tal fin. Una vez esto se haya realizado, se recomienda que, mensualmente, se realice una comparación del
saldo que refleja la contabilidad de la empresa en la cuenta de banco, con el saldo que muestra el banco en
sus registros, que son enviados al propietario de la cuenta corriente, mensualmente, mediante un estado de
cuenta.

A este proceso sistemático de comparación de ambos registros se le conoce como conciliación bancaria.
Este proceso se puede realizar, actualmente, por medio de módulos especiales en los sistemas informáticos,
así como en forma manual, identificando los diferentes elementos que intervienen en el proceso y, luego, se
proceden al registro de cualquier omisión o corrección detectada.

II. Elementos de la conciliación bancaria:
A. Depósitos: Suma de dinero constituida por efectivo, cheques, giros, etc., procedente de las operaciones
de una empresa, que es entregada a un banco para constituir un fondo bajo su custodia. Los depósitos
aumentan los fondos de una cuenta corriente sobre la que después se puedan girar cheques y, también,
aumentan los fondos de una cuenta de ahorro, líneas de crédito u otro servicio bancario se les llama
depósitos a la vista.

B. Depósitos en tránsito: Son aquellos depósitos que aparecen en los registros de la empresa, pero no en
el estado de cuenta del banco. Estos depósitos en tránsito se dan, generalmente, a fin de mes, cuando
los realiza por medio de depósitos nocturnos y el banco los considera para el siguiente mes.

C. Cheques girados: Son los cheques confeccionados y entregados por la empresa para cancelar sus com-
promisos comerciales.

D. Cheques certificados: Son aquellos cheques girados por la empresa y que, antes de ser entregados al
beneficiario, son deducidos del saldo e la cuenta corriente, de tal manera que este tiene la certeza de
que el cheque tiene fondo en el banco.

E. Cheques en Circulación: Son aquellos cheques girados, pero que aún no han sido pagados por el banco,
debido a que los beneficiarios no los han presentado para su cobro.

F. Nota de Crédito: Documento mediante el cual una institución bancaria le informa a sus cuenta habientes
que le ha aumentado los fondos bajo su custodia por motivo del pago de intereses, préstamos concedi-
dos, cobros de documentos, diferencias en transacciones realizadas, etc.

G. Nota de Débito: Documento mediante el cual una institución bancaria le informa a sus cuenta habien-
tes, que ha disminuido los fondos bajo su custodia por concepto de cobro de intereses, cargos banca-
rios, cheques devueltos, pagos de documentos, diferencias en transacciones, pagos de préstamos, etc.

2
H. Ajustes: Registros para corregir errores u omisiones detectadas durante el proceso de conciliación bancaria.

III. Objetivo de la conciliación bancaria:
El objetivo de la conciliación bancaria es detectar posibles omisiones y errores cometidos tanto por
el banco como por el cuenta habiente, pues los saldos de ambos deben coincidir. Una vez identificadas
las partidas o transacciones no consideradas, deben efectuarse las correcciones pertinentes mediante el
registro contable correspondiente. Este procedimiento permite a la administración de la empresa
conocer la cifra correcta de efectivo disponible y evita que la empresa se sobregire o que ocasione la
devolución de cheques con los consiguientes costos financieros para la empresa, en adición de los incon-
venientes causados a terceros.

IV. Manejo de la chequera: Cuando se maneja una chequera es indispensable conocer el saldo del efectivo
disponible en el momento de girar los cheques. Por esta razón, cada vez que se emite o se deposita
dinero, debe registrarse en un libro especial para tal fin. Algunos bancos distribuyen entre sus clientes
unos libritos para que anoten el movimiento de la cuenta, o sea, tanto los depósitos efectuados como
los cheques girados y el saldo resultante después de cada transacción. Otros utilizan chequeras con
talonario para anotar los movimientos que se realizan en la cuenta corriente, pero estas dos opciones
pueden utilizarse cuando la empresa no tienen mucho movimiento, pues resulta incómodo y confuso por
el poco espacio que tienen estos sistemas, además, que se acumulan muchos libritos y talonarios e
inclusive se pueden extraviar. Por ello, lo mas recomendable es la utilización de un libro de tres columnas,
con suficientes páginas, donde se anotarán las entradas en el débito, las salidas en el crédito y el saldo en
la tercera columna.