FONDO DE CESANTÍA

I.  El fondo de cesantía:

El fondo de cesantía es un fondo que se estableció para garantizar o asegurar el pago  de la pri-

ma de antigüedad  y de la indemnización cuando sea necesario responder a esta obligación laboral.

Es una cuenta de activo y se sub-clasifica como otros activos.

     A.  Ley qué regula el fondo de cesantía:

Se creó mediante la ley 44 del 12 de agosto de 1995, Gaceta Oficial Nº 22847.  Se reglamentó

Mediante el decreto ejecutivo  Nº 106 del 26 de diciembre de 1995, publicado en la Gaceta Oficial

Nº 22,944 de 4 de enero de 1996.

      B.  Establecimiento del fondo de cesantía:

El fondo de cesantía se establece mediante aportes que debe pagar el patrono trimestralmente,

una   vez haya  constituido un fideicomiso de cesantía, con cualquiera de los fiduciarios autorizados

para   administrar este tipo de fondos.  Los empleados también pueden realizar aportes voluntarios

para   aumentar sus fondos individuales.

     C.  En el fondo de cesantía se deposita el 100% de la prima de antigüedad:                                              2

La prima de antigüedad que se le debe pagar al trabajador en el momento de su liquidación, sea

cual sea la razón de la terminación de la relación laboral y solamente el 5%  de lo que constituiría la

indemnización, pues este es un rubro que sólo se paga en caso de despidos injustificados o renuncia

justificada.

D.  Registros contables de la empresa para establecer las provisiones de prima de antigüedad e

      Indemnizaciones: 

La provisión se calcula a razón de una semana por cada año de trabajo;  es decir, 1/52 = 1.92%.

Al terminar la relación laboral, el salario semanal debe calcularse con base en el promedio de salario

durante los últimos cinco años de trabajo.

Para fines contables, el empleador creará y actualizará una cuenta de reserva por cada trabajador,

que deberá formar parte del fondo de cesantía , )cuando la empresa tenga más de cinco trabajadores),

para hacer frente a esta obligación en el momento de terminar la relación laboral.  Sin embargo, el

empleador podrá devengar intereses bancarios generados por esa reserva.